La enfermedad mental en ¿Tiempos modernos?

▪️ MARTES DE TERAPIA ▪️

Hoy les compartimos la primera parte del escrito “La enfermedad mental en ¿Tiempos modernos?”  por la Lic. Guillermina López.

Desde hace algunas pocas décadas concurrir a un espacio terapéutico pareciera que ya no implica algo estrafalario a nivel socio –cultural. En efecto, de un tiempo a esta parte, según las estadísticas, un 70% de la población argentina concurre o ha concurrido a consultar con un profesional de la psicología, cuestión que hace 30 años atrás parecía reservada para aquellos sujetos que habían atravesado acontecimientos enmarcados en lo situacional de ciertas coyunturas de la vida como la pérdida de un ser querido o el tratamiento de algunas adicciones sobre las que el mismo mandato social empujaba a la consulta para “arreglar” su
problema. Asimismo contactar a un profesional de la psiquiatría implicaba un margen aún más estrecho y por ende, socialmente más estigmatizante sobre la persona. Basta recordar algunos enunciados que todos hemos oído alguna vez: “está para medicar”, “va al psiquiatra porque está loca/o”, dichos públicamente y propinados con suma liviandad. Por dicha idiosincrasia, la consulta a un profesional de la psiquis ha sido, durante años una acción que la persona necesitada de atención reservaba para un círculo muy íntimo, casi secreto, porque la posibilidad de que ello circulara en lo social –incluso en lo familiar- podía transformarse en un mote difícil de sobrellevar y más aún si llegaba a oídos del entorno laboral.

Tratar la psiquis, entonces, ha sido muchas veces postergado por esta visión socio cultural de que la enfermedad mental representa un cierto peligro, algo negativo y hasta motivo de cierta marginalidad, dejando a la persona afectada bajo sospecha de locura, inestabilidad, incapacidad y por ende segregándola silenciosa e subliminalmente.

Si bien en la actualidad las sociedades han evolucionado en materia de salud mental, en la clínica los profesionales nos encontramos con los mismos miedos a ser parte del “estar en boca de todo el mundo” y ello se pone en evidencia especialmente cuando en materia laboral se trata.

En primer lugar, cabe recordar que la OMS como ente mundialmente reconocido ha redefinido el concepto de salud incluyendo el bienestar psicofísico y no sólo la ausencia de enfermedad en los términos entendidos por el común de la sociedad. Aun cuando ello pareciera un cierto reposo en cuanto a la percepción del paciente psiquiátrico, la redefinición nos confronta al hecho de que, también, si no hay enfermedad
biológica, la cuestión “mental” pareciera ocupar un lugar desconocido. ¿Entonces? ¿No se puede estar enfermo de stress?

Continuará….

Guillermina López
Licenciada en Psicología

#MartesDeTerapia #IPPL #Psicología #Psicoanálisis #Vida #Salud #Niñez #Modernidad #Stress #Analisis #EstiloDeVida #SaludMental #SaludPsicofisica #Enfermedad #Sociedad

Leave a Comment