Transitar lo novedoso en educación con ojos de niños

▪️ MARTES DE TERAPIA ▪️

“Transitar lo novedoso en educación con ojos de niños” 👧🧒 por la Lic. Claudia Laslo, parte del Equipo con Niños y Adolescentes y del Equipo de Orientación Vocacional y Ocupacional del IPPL 📝

Janine Puget, postula el concepto de “sujetos migrantes-errantes” como una condición humana que plantea que las personas nos vamos desplazando anímicamente, diariamente y geográficamente sin necesidad de percatarnos de los efectos de dichos desplazamientos ni de las influencias que generan. Tales desplazamientos se producen de manera silenciosa, no inconsciente, microscópicas, que sólo se hacen visibles con algún acto fortuito o cuando la suma de partículas se manifiesta con un cambio. (*1)

Ahora bien, en materia educativa:

¿Cuántas migraciones hemos sufrido los últimos meses? ¿Cuántas veces nos hemos encontrado errando -o naufragando- en un mar de incertidumbres y de desconcierto por el futuro y el porvenir de la escuela, de la educación, de los sujetos aprendientes y enseñantes, de la vida cotidiana y de la sociedad toda?

¿Cuántas ganas, en tanto deseo/ilusión, de volver a las escuelas, a las aulas, a los espacios conocidos, a los modelos pedagógicos en los cuales encontrábamos seguridad, a las carpetas didácticas, a las planillas de asistencias, a las evaluaciones tradicionales, a las clases presenciales?

Si pensamos desde éste concepto de sujetos migrantes-errantes, podemos considerar que seguramente hay cierta migración interna subjetiva y cognitiva, que ya la fuimos transitando desde antes de la situación de pandemia. Sin embargo, el cambio social que debimos realizar intempestivamente éstos últimos tiempos nos llevó a sacar de la galera multiplicidad de formas, recursos, dispositivos para afrontar lo novedoso, para descubrir (virtualidad mediante) signos de presencia (*2) en los aprendizajes, para evaluar esos signos, para priorizar contenidos y demandas institucionales de burbujas, de protocolos, de distanciamientos.

La dificultad de tolerar un presente siempre novedoso aparece de muchas maneras: intentamos homologar el presente a algo ya vivido. Buscamos lo parecido mirando atrás, actuamos pretendiendo replicar las respuestas. Sin embargo, todas estas dificultades para tolerar lo novedoso no hacen más que obstaculizar la esperanza y la curiosidad por la vida, nos dice Janine.

Y con éste último término “curiosidad” pienso necesariamente, en ese motor que tienen los niños en su aprender cotidiano. Pienso que, si los miramos a ellos, podemos encontrar algunas pistas que nos ayuden a transitar la novedad. Los niños, por ser niños, van descubriendo el mundo, van encontrándose con lo novedoso que les provee el ambiente y se van vinculando de mil maneras; en ocasiones pueden manipular objetos, otras saborearlos, los prueban, ensayan, practican, juegan, inventan, cuentan, grafican, esbozan, imitan, etc., etc. Y así van creciendo y habitando el mundo que los rodea. Si nos detenemos a mirarlos podemos acordar que hasta parecieran no temerle a lo novedoso que les llega de afuera. Para ellos es un placer transitar lo novedoso, es un descubrir constante, es un admirarse permanente, es un juego, es el día a día, es la apertura al mundo.

*1 Janine Puget. 2018. Habitar espacios en el hoy o en un para siempre. Psicoanálisis- Vol. XL n 1 y 2. Pag. 19-39.
*2 Perla Zelmanovich. Efectos de presencia en la virtualidad.
http://psicoanalisisyeducacion.flacso.org.ar/…/Efectos…

Claudia Laslo
Licenciada en Psicopedagogía

#MartesDeTerapia #IPPL #Psicología #Psicoanálisis #Infancia #Salud #Familia #Cultura #Educación #Aprendizaje #Curiosidad #Novedad #Juego #Pandemia

Leave a Comment