Crisis adolescente

▪️ MARTES DE TERAPIA ▪️

“Crisis adolescente” 👨‍🦰👱‍♀️ por la Lic. Manuela Gadea, miembro del equipo del IPPL 📝

Es necesario tener en cuenta que los sujetos nos hallamos de manera permanente en un proceso dinámico de cambio, sin embargo, pareciera que hay edades en las cuales el mismo se torna más visible para el afuera. La adolescencia es una de las etapas de la vida que no pasa inadvertida para quien la atraviesa, y menos aún para el entorno.

Es muy común escuchar el temor que tienen los padres al advenimiento de la misma, ya que a esta se la asocia con rebeldía, descontrol, sufrimiento, etc. Por ello, es importante hacer algunas aclaraciones en relación a la adolescencia y desmitificarla. Es
interesante pensar a la adolescencia como un proceso evolutivo que transcurre en el camino de la niñez a la vida adulta, en la cual se producen diversos cambios a nivel físico, psíquico, emocional y social. Es un periodo de ambivalencias y contradicciones, podríamos decir crítico ya que el sujeto debe enfrentar y atravesar diversos cambios y conflictos psíquicos.

Comenzar a reconocerse en un nuevo cuerpo que lo sorprende y lograr apropiarse del mismo implica importantes desafíos.
El adolescente comienza a separarse de lo familiar, cuestionándolo y juzgando, dando paso a un pensamiento más autónomo. De ésta forma se produce la salida exogámica, buscando nuevos vínculos significativos fuera del ámbito familiar, mientras busca dejar atrás la relación con los padres protectores de la infancia para construir un vínculo que le permita mayor independencia, construir su propia identidad apoyándose en la unión a nuevos grupos, nuevos vínculos. Es un momento de apertura hacia una nueva constitución subjetiva, teniendo como condición una modificación en la relación con el otro.

Es por todo ello que el adolescente comienza a habitar el mundo de un modo diferente. Y generalmente es notorio que aún no cuenta con los recursos necesarios para hacerlo. Muchas veces no sabe hablar sobre lo que le pasa, porque no puede identificar claramente lo que siente. Es fundamental entender que la crisis adolescente no sólo es normal y esperable, sino absolutamente necesaria. De igual forma es necesario que los padres se
hallen presentes, disponibles y abiertos a acompañar y aportar significado a dicha crisis, ya que la misma no sólo atraviesa al adolescente, sino a todos los
vínculos que posee.

Manuela Gadea
Licenciada en Psicología

Leave a Comment