Orientación Vocacional y Ocupacional

Dentro del área de orientación vocacional y ocupacional nos proponemos que aquel que
consulte pueda conocerse mejor a sí mismo, conozca y reconozca cuáles son sus deseos,
proyectos, habilidades, aptitudes, fortalezas, y por qué no también sus temores y limitaciones.
El interés por este espacio surge habitualmente cuando los adolescentes se encuentran en sus
últimos años de secundaria y emerge la pregunta ¿Y ahora qué?, ¿Qué quiero hacer, estudiar?
¿A qué me quiero dedicar? Esta es una pregunta que puede sentirse como un interrogatorio
que te coloca entre la espada y la pared.
Nos parece importante destacar que si bien comúnmente se considera este espacio como
dirigido a los adolescentes, también lo es para aquellos adultos que buscan una re-orientación
vocacional u ocupacional.
Mediante el proceso de Orientación Vocacional se intenta acompañar a la persona durante
una etapa de la vida donde se presentan dudas con respecto a qué hacer y qué camino tomar.
Es lógico que durante esta etapa de decisión surjan emociones de ansiedad, angustia,
desanimo. Elegir no siempre es fácil, y mientras más importante es la elección que tenemos
que hacer, más difícil se hace hallar esa respuesta. Elegir implica renunciar a algo y eso es algo
movilizante para todos aquellos que se encuentran atravesando ese momento.
También es importante destacar que en esta elección se involucran varios factores, como las
circunstancias sociales, económicas, políticas, y también está incluida nuestra propia historia,
vínculos y relaciones que fuimos construyendo a lo largo de nuestra vida.
Quizás te encuentres con muchas dudas, preguntas, pensamientos. Este es un lugar para
ayudarte a encontrar esas respuestas. Y para ayudarte a responderlas, primero es necesario
emprender un proceso de conocimiento personal.
La vocación es una construcción en permanente movimiento, es un camino a recorrer que se
va haciendo al andar y donde, como dijimos anteriormente, influyen muchos factores que
están sujetos a transformaciones constantes. Como nos diría el poeta español Antonio
Machado “Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante no hay camino, se
hace el camino al andar”.

Leave a Comment